Estás aquí
Home > Decoracion > Paredes pintadas con esponja

Paredes pintadas con esponja

paredes pintadas con esponja

¿Pintar con esponja? ¡Sí es posible y los resultados son únicos! Cuando se habla de darle un cambio a la casa, mejorar su apariencia, reluce la idea de paredes pintadas con esponja, ya que con simplemente pintar la casa genera un cambio visual muy importante, incluso a veces mejora la sensación de todos los espacios.

Entre estas nuevas ideas que se está utilizando desde hace un tiempo, pintar con esponjas las paredes. Está técnica permite crear distintas tonalidades y mezclar colores. Las paredes se decoran y se pintan diferentes figuras.

En el mercado hay diferentes tipos de esponjas, es por eso que deberás elegir una buena esponja para lo que buscas, ideal que tenga bastante cuerpo y que sea suave para que puedas manejarla de mejor manera.

No es difícil hacerlo, cualquiera puede, es rápido, fácil y económico. Lo mejor, es que funciona en cualquier superficie de pared. Como cualquier otro proyecto de pintura, pintar con una esponja requiere algunas horas de preparación que siempre incluye cubrir todo aquello que no quieras pintar.

Recuerda que siempre es importante comenzar con una capa base, y de ser necesario una segunda capa de pintura, más si estás tratando de cubrir otro color. A su vez, entre capas es importante dejar secar.

Es bueno pintar paneles de prueba antes de pintar en la pared con las combinaciones de colores que quieras, recuerda que hay muchos tipos de pintura y debes escoger la que mejor se adecue a ti. No Olvides que el clima influye si vas a pintar, ya que, si hay humedad, demorará más en secar.

Asegúrate de tener una brocha, dos esponjas de distinto tamaño, y una base de cartón para realizar las pruebas, los distintos orificios de la esponja te darán diversos diseños, debes tener un buen movimiento en la muñeca al momento de aplicar la pintura es la pared.

Humedece la esponja antes de aplicarle la pintura, luego aplica la pintura y practica con la base de cartón dando golpecitos con la esponja levemente, menos presión crea más detalles, siempre es mejor empezar con una presión ligera y repetir el movimiento si se necesita más pintura.

Puedes trabajar en espiral o diagonal para evitar repetir patrones o líneas, de vez en cuando, alejarte un poco para observar lo que vas pintando te ayudara a tener mejor visión y corregir algo si así lo deseas. Así te aseguras de mantener la pintura y los diseños balanceados.

El cartón puede ayudarte a quitar el exceso de pintura de la esponja antes de llevarla a la pared.

Entradas similares

Deja una respuesta

Top

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar