Estás aquí
Home > Actualidad > Formas en las que el COVID-19 ha dejado atrás la lucha de los derechos humanos

Formas en las que el COVID-19 ha dejado atrás la lucha de los derechos humanos

covid-19

El mundo ha tenido un cambio abrupto con la aparición de la enfermedad. Ya van más de 24 mil personas que han sufrido la enfermedad y son más de 20 países los que se han visto impactada su economía.

Pero, además de la batalla que dan día a día los enfermos y los que luchan por volver a encontrarse con su familia una vez superado el contagio, existen condiciones que ya pasaron a segundo plano y que por la atención a la pandemia han dejado de estar como prioridad.

Aunque se ha querido considerar el coronavirus como una “enfermedad democrática”, diversos organismos han destacado que la enfermedad no se vive igual en zonas de viviendas con lujos que en barrios empobrecidos. Incluso se considera que ante un 50% que se ven afectados las personas que viven en áreas pobres, solo son afectados un 30% los grupos de familias con mayor dinero.

Ya diversas organizaciones de derechos humanos han llamado la atención sobre la censura, la discriminación, y las violaciones de derechos humanos, que han dejado de tener cabida en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Menos libertad de expresión que nunca

Nicholas Bequelin, director regional de Amnistía Internacional ha dicho que ahora más que nunca están ocurriendo violaciones a los derechos humanos. Además, las autoridades de muchos países han impedido el acceso a la información pública, “en lugar de facilitar, las respuestas a las emergencias de salud pública, y reducen su efectividad.”

Ya se ha puesto en juego como las autoridades han actuado al entregar los datos de infección en sus naciones, incluso impidiendo el derecho al acceso de información pública, cuando es obvio que las acciones no han sido eficientes.

Un ejemplo es como en Venezuela, en donde ya existía una crisis sanitaria, el gobierno sigue declarando baja tasa de contagio y una oportuna respuesta, mientras que los hospitales y clínicas están colapsados y no cuentan con los insumos incluso antes de la pandemia.

Control de policía y grupos de seguridad

Para algunos expertos, el hecho que la policía sea sacada a la calle es una manera de controlar a la población y atentar contra el derecho de libre movilización. También, el control fronterizo se ha convertido en una forma de discriminación. Para todos los problemas y defensa de sus derechos es importante contar con un equipo preparado, para eso solicite apoyo al despacho de abogados: Abogados Zaragoza.

Sobre repatriación y condiciones

Algunos países están impidiendo el ingreso de personas originarias del continente asiático. Incluso, Papúa Nueva Guinea no ha dejado que estudiantes que estaban en Filipinas regresen con su familia, lo que ha violentado su derecho como nativo.

Por su parte Europa ha colocado un parado al ingreso de personas de países latinoamericanos y Estados Unidos, por considerar que no hubo una atención eficiente desde el inicio de la enfermedad. En la actualidad, solo son aceptados las nacidos en este terreno, lo que ha hecho que familias se vean obligadas a dividirse.

Aunque muchos países han trabajado por repatriar a sus ciudadanos, las condiciones que tienen que estar a su regreso han sido para muchos una gran pesadilla. Y no solo ocurre en el tercer mundo, Australia ha destinado una isla lejana llamada Navidad para separar a los contagiados y son varias organizaciones medicales que han hecho un llamado a rechazar esta acción, ya que los ciudadanos viven aislados y son separados de su familia afectando su salud mental.

Entradas similares

Deja una respuesta

Top

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar