Estás aquí
Home > Hogar > ¿Cómo abrir puertas con radiografía?

¿Cómo abrir puertas con radiografía?

abrir puerta con radiografia

¿Tienes dudas sobre cómo abrir puertas con radiografía? Aunque no lo puedas creer este es un método bastante fácil y eficaz, sobre todo en aquellos casos de urgencia en los que hemos quedado atrapados fuera de casa y no tenemos tiempo ni dinero para solicitar los servicios de un cerrajero.

Quizás ya sabes de otros modos, por ejemplo, el uso de tarjetas o elementos filosos, pero el que vamos a presentar hoy arroja mejores resultados, por lo que te invitamos a probarlo.

Y aunque parezca mentira, lo más difícil de este procedimiento es precisamente conseguir la placa de rayos X que hará las veces de palanca. Pero una vez que la tengamos a la mano, bastará con seguir los siguientes pasos para lograr nuestro cometido y poder entrar por fin a nuestro hogar.

Paso a paso para abrir una puerta con radiografía

Este procedimiento no requiere que seas un experto, pero sí seguir paso a paso los siguientes consejos, así que presta mucha atención.

  1. Primero tendrás que conseguir una radiografía. Generalmente tiene que ser una en desuso porque seguramente acabarás por arruinarla.
  2. ¿Ya tienes la placa? Perfecto, pues ahora tendrás que introducirla entre el marco y la puerta, aunque también puedes hacerlo por debajo de la cerradura.
  3. Ahora debes empujar la radiografía lo más fuerte que puedas, mediante movimientos firmes, justo hacia donde está la cerradura.
  4. A continuación, da unos golpes cortos pero certeros durante algunos minutos con la lámina al pestillo de la puerta.
  5. Mientras llevas a cabo todos estos procedimientos, la manilla deberá ceder y abrir definitivamente la puerta. No te rindas si durante el primer intento no consigues resultados. Hazlo las veces que sea necesario hasta lograr el objetivo.
  6. Como recomendación, puedes lubricar con vaselina la lámina para que introducirla por la abertura entre la puerta y el marco sea mucho más fácil.

Lo que debes saber

Solo se puede usar una lámina de radiografía en los siguientes casos:

  • Cuando la llave no esté colocada por dentro ni tampoco girada.
  • Cuando la llave esté colocada por la parte interior, aunque sin estar girada.

Este procedimiento no aplica cuando:

  • Puesta o no, la llave de la cerradura está girada.

¿Ves que es bastante fácil? Se trata de un procedimiento que puedes hacer por cuenta propia, por lo que ahorrarás dinero en servicios de cerrajería. Tienes que considerar que no siempre esta práctica puede arrojar resultados y que en caso de emergencia es necesario pedir ayuda.

Si no te quieres arriesgar y prefieres la ayuda de un profesional, entonces llama a los expertos de Barcelona Cerrajeros y te mostrarán cómo abrir puertas con radiografía de forma fácil y en muy poco tiempo.

Nuestra empresa tiene la experiencia necesaria para resolver asuntos de todo tipo en cerraduras, además nos trasladamos en tiempo récord para darle solución de una manera oportuna y eficaz, solicita un presupuesto detallado y comienza a disfrutar de nuestras promociones.

Entradas similares

Deja una respuesta

Top

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar